Marzo no está siendo un mes precisamente bueno para los usuarios de Windows 10. Los parches de seguridad de este mes corregían una vulnerabilidad grave relacionada con los servicios de impresión de Windows. Sin embargo, al corregirla, Microsoft dejó a una gran cantidad de usuarios sin imprimir. Después de admitir el error, y lanzar días después un parche de emergencia que solucionaba los pantallazos «APC_INDEX_MISMATCH» causados por este parche. Sin embargo, parece que los problemas no se han corregido del todo al fin y al cabo. Y una gran cantidad de usuarios sigue experimentando errores al imprimir desde el sistema operativo.

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: